Coloración: Estrategia de defensa

Probablemente la característica más fascinante de los opistobranquios es su diversidad en formas corporales y colores. Estos abarcan desde los que se parecen al substrato en que viven para intentar pasar desapercibidos, lo que se conoce como cripsis, hasta los que anuncian su presencia con colores llamativos, lo que se conoce como coloración aposemática.

Los colores de los opistobranquios, como con las mariposas, los pájaros y los peces tropicales, no se debe a un tema estético, sino a una función biológica muy importante: la defensa.

Hay diferentes estrategias de defensa:

La coloración de los opistobranquios: La cripsis

La coloración de los opistobranquios: el aposematismo

La coloración de los opistobranquios: La coloración disruptiva y el mimetismo

Más información