Reproducción

Los opistobranquios son hermafroditas simultáneos, es decir, poseen órganos sexuales masculinos y femeninos a la vez, y la cópula suele ser recíproca, ambos individuos donan y reciben esperma. Los órganos reproductivos están en el lado derecho del cuerpo y los individuos copulan mirando en direcciones opuestas con sus lados derechos juntos.

Polycera quadrilineata (Atlantic) Polycera quadrilineata (Atlantic) en cópula

El hermafroditismo tiene la ventaja de que cualquier individuo maduro de una especie es un compañero potencial para cualquier otro individuo de la misma especie, lo que aumenta las posibilidades de fertilización, maximizando así el esfuerzo reproductivo, ya que cada individuo puede poner huevos. La autofecundación es posible en muchas especies, pero inusual, por el empobrecimiento del material genético que conlleva.

Los opistobranquios suele poner sus huevos sobre el organismo del que se alimentan o en cualquier objeto prominente cercano. A menudo, la puesta es el único indicador de que los opistobranquios están presentes en un lugar dado, de forma que solo una búsqueda cuidadosa permite encontrar a los animales adultos. El tamaño, forma y color de la puesta de los opistobranquios tiene una gran variación de una especie a otra, por lo que, a menudo, es una ayuda en la identificación y clasificación de las especies.

Doris verrucosa con puesta Doris verrucosa con puesta

El desarrollo de los opistobranquios suele ser incompleto, es decir, hay una etapa larval conocida como “veliger”. Los “veliger” eclosionan y pasan a formar parte del pláncton. A menudo la larva sólo se asentará y transformará en la forma adulta en presencia de la especie de la que se alimenta. En algunas especies el desarrollo se completa dentro del huevo y el “veliger” no se libera, lo que se conoce como desarrollo directo, y un individuo en miniatura, idéntico a los adultos, emerge del huevo.

En las especies con dispersión planctónica los huevos son pequeños y tardan un período de tiempo breve para salir del huevo. Sin embargo, en las especies con desarrollo directo,  el tamaño del huevo tiende a ser grande, ya que es esencial que contenga suficiente alimento para alimentar al embrión a través de la etapa juvenil.

 

Citar este artículo como:

Ballesteros, Manuel, Enric Madrenas, Miquel Pontes et al. (2012-2017) "Reproducción" in OPK-Opistobranquis, Published: 25/12/2012, Accessed: 21/09/2017 at (http://opistobranquis.info/es/ILVvN)

Para poder copiar esta cita o fragmentos de texto es necesario que sea un usuario registrado.