Trucos para la fotografía de opistobranquios

  1. Situarse al nivel del opistobranquio.
  2. Enfocar los rinóforos, si aparecen enfocados, el resto de la fotografía se percibirá correctamente.
  3. Paciencia. Si las branquias se han retraído, esperar hasta que el animal las exponga de nuevo. Algunos opistobranquios no lo harán mientras perciban nuestra presencia.

    Felimida purpurea @ Cala Montgó, L'Escala, Spain 5-03-2016 by Miquel Pontes

    Felimida purpurea @ Cala Montgó, L’Escala, Spain 5-03-2016

  4. Acercar la cámara todo lo posible (con objetivo macro) y trata de llenar el cuadro.
  5. Comprender cómo afecta la apertura a la profundidad de campo para elegir el valor adecuado.
  6. Pensar en el tipo de fondo que se desea: fondo negro, fondo claramente enfocado o fondo borroso. Todas estas opciones permiten hacer grandes fotografías submarinas.
  7. Aprenda a colocar los flashes para dar iluminación frontal y/o lateral. Algunos opistobranquios se ven mejor con diferente iluminación.
  8. Configure su cámara para que muestre el histograma tras disparar la foto, para comprobar que no se sobresaturan los colores. Si es posible, usar el histograma para los 3 colores básicos.

    Histogram

  9. Si la cámara permite controlar los puntos de enfoque, utilizar el enfoque puntual, como hemos dicho, apuntando preferentemente a los rinóforos.
  10. Para identificar correctamente un opistobranquio hay que hacer una foto cenital (desde arriba) y otra lateral (preferentemente el lado derecho del animal). Deben observarse nítidamente las branquias, los rinóforos y los tentáculos orales. Las fotos de frente son muy artísticas, pero no siempre muestran las características anatómicas necesarias.

Taking an opisthobranch picture with proper buoyancy

Y, sobre todo, dos recomendaciones “éticas”:

  • No tocar al opistobranquio para obtener una mejor fotografía. Aparte del hecho que son frágiles, no debemos alejarlos de su entorno, pues necesitan un tipo de alimento muy específico.
  • Controlar absolutamente la flotabilidad, ninguna foto de opistobranquio merece la pena si, para obtenerla, aplastamos el fondo marino (y todas las frágiles criaturas que lo habitan) con nuestro cuerpo.

 

Miquel Pontes

Informàtic de profesió, és fotògraf submarí i naturalista aficionat. Submarinista des del 1994, el seu “logbook” compta amb més de 500 immersions al mar Mediterrani i als oceans Atlàntic, Índic i Pacífic.

Ha participat i participa en tota mena de projectes divulgatius (llibres, revistes, webs, conferències, exposicions…) com a mitjà per difondre el seu interès principal: protegir els mars i els éssers que hi habiten.

Fundador del Grup d’Estudis M@re Nostrum (www.marenostrum.org)
Soci fundador del GROC (Grup Recerca d’Opistobranquis der Catalunya).
Soci Fundador del VIMAR (Vida Marina).

Va descobrir l’interessant mon dels opistobranquis el 1997 de la ma dels seus companys d’immersió i des de llavors ha estat una línia de treball continuada, aportant fotos submarines, observacions fetes al medi i donant suport informàtic per a la difusió d’aquests continguts.